miércoles, 12 de marzo de 2008

Inversión en los Servicios Sociales de Base de Aragón.

12.3.2008.

El Gobierno de Aragón invierte 2,92 millones de euros en el mantenimiento de los servicios sociales de base y en la gestión de programas específicos en las comarcas

Esta cantidad se destinará al desarrollo de iniciativas de apoyo a cuidadores de personas mayores en situación de dependencia, de atención domiciliaria o de educación familiar, entre otros



El Gobierno de Aragón ha aprobado destinar, en su reunión de Consejo de Gobierno celebrada esta mañana, un total de 2.924.900 euros a la gestión de programas específicos de servicios sociales en 22 comarcas aragonesas y al mantenimiento del servicio social de base y la gestión de las prestaciones básicas de los servicios sociales comunitarios en dos mancomunidades y tres ayuntamientos.

En virtud de estos acuerdos, el Departamento de Servicios Sociales y Familia, destinará con cargo a los presupuestos del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), un montante total de 1.720.900 euros a la gestión de programas específicos de servicios sociales en un total de 22 comarcas aragonesas. Concretamente, la inversión aprobada se dirigirá al desarrollo de iniciativas de apoyo a cuidadores, de atención domiciliaria y de educación familiar, entre otras.

El Ejecutivo ha autorizado la firma de sendos convenios de colaboración entre el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y dichas comarcas en materia de asuntos sociales. El programa de apoyo a los cuidadores habituales de las personas mayores en situación de dependencia tiene como objetivo facilitar la permanencia de estas personas en su entorno afectivo y social y a su vez, favorecer el respiro de sus cuidadores o familiares con los que conviven. Esta iniciativa se desarrollarán a lo largo de 2008 en las comarcas de Cinco Villas, Ribera Baja del Ebro, Tarazona y Moncayo, Campo de Borja, Aranda, Ribera Alta del Ebro, Valdejalón, Comunidad de Calatayud, Campo Cariñena, Andorra-Sierra de Arcos, Campo Daroca, Jiloca, Comunidad de Teruel, Bajo Aragón, Bajo Martín, Gúdar-Javalambre, Sierra de Albarracín, Matarraña y Maestrazgo.

Por su parte, el programa de atención domiciliaria a personas en situación de dependencia es otro de los proyectos a los que se destinarán estas inversiones. En concreto, se llevará a cabo en las comarcas de Cuencas mineras, Campo de Belchite, Bajo Aragón-Caspe, Comunidad Teruel, Valdejalón, Ribera Baja del Ebro, Cinco Villas, Tarazona y Moncayo, Campo de Borja, Aranda, Ribera Alta del Ebro, Campo Cariñena, Andorra-Sierra de Arcos, Campo Daroca, Jiloca, Gúdar-Javalambre, Sierra de Albarracín, Matarraña y Maestrazgo.

El acuerdo también recoge proyectos relacionados con el acompañamiento y apoyo social de personas en situación de dependencia, la educación familiar, la inclusión social o el desarrollo del pueblo gitano.

Asimismo, se ha aprobado la celebración de cinco convenios de colaboración con dos mancomunidades (Ribera Izquierda del Ebro y Ribera Bajo Huerva) y tres ayuntamientos (Fuentes de Ebro, Utebo y Zuera), para el mantenimiento del servicio social de base, para regular la colaboración en la aplicación de la Ley de Dependencia y la gestión de las prestaciones básicas de los servicios sociales comunitarios. La finalidad principal es garantizar el acceso de los aragoneses a los servicios sociales, a sus recursos y prestaciones, en igualdad de condiciones, independientemente de su lugar de residencia.

Los Servicios Sociales de Base tiene como objetivo atender situaciones problemáticas de carácter social de los residentes en cada zona, el asesoramiento a las corporaciones locales, la colaboración en la gestión y la coordinación técnica de los servicios sociales de titularidad municipal existentes en su ámbito territorial de actuación.

Estos objetivos se materializan en programas de prestaciones básicas como el mantenimiento del Servicio Sociales de Base; la Ayuda a Domicilio –una prestación básica dirigida a personas o familias solas con dificultades para mantener su bienestar físico, social y psicológico; la Inclusión Social –tiene por objeto la realización de actuaciones específicas dirigidas a facilitar la integración social a individuos, familias y grupos en situación de exclusión-, o el alojamiento temporal.

Otro programa específico que se recoge en los acuerdos son las Ayudas de Urgencia, orientadas para atender necesidades sociales individuales producidas por una situación de necesidad que suponga una grave degradación de la calidad de vida y que requiera de una actuación inmediata, y el apoyo a los cuidadores habituales de personas mayores en situación de dependencia.

No hay comentarios: